La desesperanza en el adolescente

Es bien sabido que el encierro ha afectado a todas las edades, pero sin duda el adolescente es a quien más le ha costado adaptarse a la situación; ansiedad, depresión e intentos de suicidio para muchos han sido las consecuencias, sin contar la cantidad de alumnos que han reprobado materias y algunos hasta desertado de la escuela. Este es un llamado a los padres para ser alertados ante esta situación, pues ustedes son quienes pueden contribuir grandemente a evitar dichas consecuencias a través del acompañamiento efectivo a su hijo(a) adolescente.

Las relaciones sociales son la prioridad del adolescente y es una necesidad que ha sido arrebatada repentinamente;  imagina un pájaro sin alas, sin tenerlas es como no cumplir su función natural. Al no relacionarse, el adolescente experimenta un vacío interior que difícilmente le impide avanzar de manera adecuada, y entonces, ¿Cómo esperas que obtenga los mismos resultados académicos? ¿Le has preguntado cómo se siente respecto a la situación y de qué manera puedes ayudarle? Incluso he escuchado padres sentirse decepcionados y heridos por que sus hijos no están cumpliendo sus expectativas. Entonces, ¿en qué momento te centrarás en sus necesidades?

Es momento de darnos cuenta como padres que el aspecto emocional es la prioridad  para nuestros adolescentes, entender que si somos empáticos con ellos y buscamos formas de salir adelante en familia, sin juzgarlos, más bien escucharlos;  ellos no solo saldrán avante de esta situación, sino que además, serán capaces de enfrentar los problemas en el resto de su vida con fuerza y madurez.

Es común creer que el adolescente solo es flojo y no quiere esforzarse, como no pensarlo si solo quiere llevarse encerrado en su cuarto viendo tele o pegado a su celular con videojuegos; por supuesto, busca refugiarse para no enfrentar la tristeza y el dolor, o bien está buscando formas de relacionarse a través de las redes sociales o conversando con otros mientras juega. Recuerda que cada persona tiene diferentes formas de expresar la tristeza, no siempre lo que se ve es la realidad emocional, la única forma de saber definitivamente es preguntándole.

Aquí te presento algunas sugerencias que podrían ayudar:

  • Pregúntale como se siente y que necesita. Hacerlo con empatía buscando escucharle plenamente y con credibilidad ante lo que te dice.
  • Si al comunicarte, no recibes la respuesta que esperas; no lo tomes personal, es parte de su sentir, solo dile “ahí estaré para ti cuando lo necesites, te amo”
  • Busquen alternativas juntos acerca de la como aminorar la situación que le agobia; en caso de que su angustia esté relacionada con el encierro, podrías buscar familiares de su misma edad o amigos con los que te sientas segura/o de su cuidado, de tal manera que pueda convivir con ellos cuidando las medidas de salud. Reunirse con ellos en la cochera de una casa a distancia donde cada uno lleva sus bebidas y alimentos podría ser una opción, ver televisión o escuchar música también puede ser mientras se sientan a distancia.
  • Háblale de la vacuna y de que pronto esto pasará aunque sigamos con ciertos límites, que sienta que pronto podrá reunirse con más amigos/as.
  • Exprésale que entiendes que las clases en línea para la mayoría son complicadas y que tu prioridad no es que obtenga un diez. Que su valor es mucho mayor que una calificación. Acompáñalo a enfrentar la situación, tal vez requiera de crear una rutina u organización de materias por tiempos o bien la explicación de algún tema en particular.
  • Permítele usar redes sociales con reglas anticipadas para proteger su seguridad y maneja límites de tiempo para que no sea usada la tecnología como un refugio.
  • Recuerda seducirlo en casa con calidez, alentándolo a seguir, permitiéndole expresar sus emociones y promoviendo la convivencia en casa.
  • Es importante cuides tus pensamientos como padre/madre, entendiendo que su conducta de rebeldía, enojo o desánimo, está relacionada con su incapacidad en ese momento para manejar sus emociones ante la situación vivida y no con los deseos de molestarte.

Sugerencia de acuerdo al tema: Cuento “La furia y la tristeza” Jorge Bucay

Un comentario sobre “La desesperanza en el adolescente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s