Inteligencia emocional y su influencia en las relaciones de pareja

El establecer una relación de pareja suele ser un aspecto fundamental del ciclo vital, este vínculo afectuoso puede darse a través de diversas formas, quizá se inició con una amistad de muchos años, gustos en común o tal vez la convivencia del día a día.

¿Qué nos motiva a establecer una relación sana? El crecimiento personal; es decir, constantemente se escuchan frases como “deseo hacerte feliz”, “sin ti no existo”, “te necesito”… entre otras, sin hacer consciencia de que al establecer un vínculo sano “yo no necesito al otro”, sino que “deseo compartir con él o con ella esos momentos significativos (buenos, malos, tristes, alegres, etc.)”, dicho de otro modo, es cuando de manera individual logramos sentirnos contentos, llevar un equilibrio, disfrutar de esos pequeños detalles con nosotros mismos, ser felices, tener metas y proyectos personales, para posteriormente compartirlos con nuestra pareja así como también nuestra pareja puede compartir con nosotros su propia individualidad para posteriormente construir juntos un “nosotros” en donde la pareja puede elaborar metas y proyectos en común para el futuro.

Desde pequeños a través de cuentos de hadas como: La Cenicienta, Blanca Nieves, La Bella Durmiente o cualquier historia que nos muestre un final feliz donde las parejas envejecen juntas y sin problemas, nos plasman una idealización imposible de como funcionan las relaciones en pareja, en la vida real suele ser un tanto distinto pues la relación se construye día con día: cada vez que elegimos nuevamente a nuestra pareja, cuando aprovechamos los pequeños detalles y buscamos enamorarlo nuevamente.

Pero: ¿Qué se necesita para establecer una relación de pareja saludable?

  • Amistad: el convertirnos en amigos de nuestra pareja es indispensable, ya que a través de la amistad podemos aprender a aceptarla, respetarla, confiar en ella, establecer lazos de comunicación efectiva, ser empáticos e intentar entender su sentir promoviendo la honestidad.
  • Intimidad: el sentimiento de conexión, seguridad y cercanía de quienes han decidido compartir sus vidas.
  • Admiración: es necesario admirar algunas de las cualidades o habilidades de nuestra pareja, quizá sea su humildad, inteligencia, sentido del humor, su manera de dirigirse con las personas, entre otros.
  • Confianza: significa que tenemos fe y creemos en nuestra pareja, lo cual nos da la paz y tranquilidad para hablarle de cualquier cosa sabiendo que al final todo estará bien.
  • Sinceridad: Ser honestos con nuestra pareja y con nosotros mismos, promueve la comunicación mientras le damos sentido a lo que sentimos con lo que decimos y hacemos.
  • Atracción sexual: es la sensación y las ganas de acercarse al otro: mimarlo, consentirlo, abrazarlo y darle afecto, especialmente de forma física
  • Proyección en común: es indispensable tener un proyecto que compartan juntos, este puede ser a corto, mediano o largo plazo.
  • Compromiso: cada uno de los miembros de la pareja necesita llegar a un acuerdo con el otro, asumirlo como persona y elegir invertir tiempo y energía en la relación.
  • Amor: es el pilar más importante, es lo que le da sentido al vínculo, es decir si no existe el amor en la relación, esta no dará frutos.  

Entonces si unimos las relaciones de pareja con la inteligencia emocional, recordando que: “la inteligencia emocional es la habilidad de sentir, comprender y controlar nuestras emociones”, podremos comprender y modificar nuestros pensamientos a nuestro favor, sin embargo, las emociones pueden surgir de manera espontánea ante diferentes personas, situaciones e incluso pensamientos. Por ello, te comparto los siguientes consejos para aprender a conectarte con tus emociones y a actuar de manera mas objetiva y positiva:

  1. Conoce tus emociones: Así aprenderás a controlar de manera más sencilla tu vida, de modo que podrás conocer todos tus recursos y a establecer sus propios límites para tomar tus propias decisiones.
  2. Maneja tus emociones: te permitirá regular tus pensamientos y la manera en la que te sientes para poder cambiarlos cuando sea necesario
  3. Motivación: tener una motivación personal te ayudará a conseguir cualquier meta que te propongas
  4. Reconocer emociones en los demás: te permitiría relacionarte mejor con las personas de alrededor; podríamos llamarle empatía.
  5. Manejar las relaciones: una vez que hayas aprendido a reconocerte serás capaz de conocer de verdad a tu pareja, pudiendo llegar a acuerdos y compromisos que mantendrán viva y sana la relación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s