AUTOCONOCIMIENTO Y ESCALA VALORAL EN LA BÚSQUEDA DEL BIENESTAR PERSONAL

Desde temprana edad se va “enseñando” aquello que “está bien” y lo que “está mal”, la verdad es que se reciben un cúmulo de estímulos que, van dejando huella en el comportamiento que se tiene. Es innegable el hecho de que se es un ser social y como tal, producto de la cultura. A lo largo de la vida se van reforzando ciertas conductas y rechazando otras tantas… Esto puede traer consigo la alienación de la persona.

Resulta que en la niñez la imagen que papá y mamá tienen de la persona es muy importante es el valor que se adjudica a sí misma; quiero decir que, la autoestima se construye, en los primeros años, básicamente del valor percibido por mamá y papá (y seres significativos) decían los existencialistas que el hombre se autoafirma a través del contacto con el otro. El tema es que, en este transitar se va, muchas veces, dejando de lado quién se es realmente, para convertirse o, al menos creer hacerlo, en aquella persona que “esperan” que sea, cuando existe alienación se deja de voltear a verse a sí mismo, de cuestionarse lo que realmente es importante para el sí mismo lo cual hace que muchas veces se tomen decisiones basadas en esa “falsa personalidad” creyendo que es “lo que siempre se ha querido” y después se pregunta porqué es que pesa tanto pagar el precio por las decisiones tomadas. Cómo no podría sentir peso por hacer aquello que no le hace feliz, aquello que se elige porque se cree que “se debe hacer” esa palabra que tanta lata da, los deberías están básicamente basados en mandatos aprendidos, introyectos que según las personas dan las respuestas correctas de la vida ya que es lo permitido y por lo tanto, se juzga como lo mejor, lo bueno o correcto, el problema está en que muchas veces eso que se enseñó que se debe hacer o elegir va en contra de los valores de quien elige, de aquello que es realmente importante y gratificante para ella, así se observan personas infelices en sus trabajos, familias y demás esferas en las que se desarrollan. Si tan solo se tuviera el coraje de emprender el camino hacia el autoconocimiento quizá se daría cuenta que se camina un sendero que no lleva a casa, a su casa. Dedicar tiempo a conocerte implica descubrir cosas no muy gratas que forman parte de tu persona, sin embargo, siempre se posee la voluntad de elegir, de una manera consciente lo que es mejor para ti y así poder transformarlo.

Si piensas que eres una persona que constantemente se siente enojada o frustrada con la vida que llevas, quizás es momento de detenerte a cuestionarte si realmente estás eligiendo las cosas que te gustan y o satisfacen.

Pero, por qué la persona se aliena, muy fácil, porque cree que con eso obtendrá el amor y la aprobación de las personas que son importantes en su vida, sin embrago, te invito a que te preguntes si el “sacrificio” de dejar de ser quien eres vale la pena, y que consideres si es un logro real el haber obtenido el tan ansiado anhelo, ya que en todo caso, estarían aceptando y queriendo a quien desean que seas, no a quien realmente eres, recuerda que todo ser humano es digno y valioso, y sobre todo, que no existe luz sin oscuridad, que las personas que se atreven a ser realmente auténticas quizá no sean aprobadas por todos, pero al menos sí por la persona más importante en su vida… ¡ELLA MISMA!, se paga un precio por ser quien eres, se paga uno más alto por no serlo.

El autoconocimiento es el inicio, le sigue la autoaceptación ya que no se puede aceptar aquello que no se conoce, para poder llegar a la tan ansiada autoestima o amor propio… solo transitado este camino podrás hacer elecciones sabias que te acerquen a tus metas, que te causen satisfacción, felicidad y plenitud. En la vida no existen recetas mágicas ni un único y verdadero camino para todos, existen tantos como personas hay en el mundo… nadie puede marcarte el tuyo, es tu responsabilidad emprender la búsqueda del mismo. Te invito a que lo hagas.

Algunas cosas que podrías comenzar a hacer son:

  • Practicar la meditación.
  • Atreverte a explorar actividades cuestionando el nivel de satisfacción. Enlista lo que más disfrutas.
  • Desafiar las creencias (introyectos) ¿esto es realmente lo que quiero o solo lo hago porque creo que es lo que se “debe” hacer?
  • Preguntarte para qué haces aquello que haces, está pregunta se suele confundir con el por qué, sin embargo, la primera te lleva al objetivo o motivación de tu conducta, tus pasiones, la segunda solo justifica el actuar.
  • Identifica fortalezas y debilidades.
  • Cuestiónate, ¿Qué es para ti la felicidad y qué cosas te hacen feliz?
  • Pregúntate el sentido final de tu vida.

Finalmente, reconocer que toda conducta humana está regida por un objetivo universal que es el propio BIENESTAR, aunque en la búsqueda del mismo se obtenga todo menos eso.

Un comentario sobre “AUTOCONOCIMIENTO Y ESCALA VALORAL EN LA BÚSQUEDA DEL BIENESTAR PERSONAL

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s