Las rutinas en tiempos de pandemia

Actualmente estamos viviendo situaciones de las cuales no estábamos preparados para vivir ni mucho menos pensábamos podría durar tanto. La vida misma nos enfrenta a retos que día a día necesitamos resolver. En éste artículo nos enfocaremos exclusivamente al tema de rutinas; algunos creen que no es momento adecuado para esto, ya que nuestra estructura de vida ha sido modificada. Entonces, ¿Para qué sirven las rutinas?

  • Disminuyen los pensamientos negativos, ya que permite ocupar tú tiempo basado en objetivos y metas diarias dando cabida a pensamientos más positivos que negativos. Organizarás tu tiempo de tal manera que te impedirá ocuparte de cosas que no ayuden como ver exceso de noticias que afectan tu estado emocional.
  • Disminuye la ansiedad, debido a que tendrás un panorama más claro de qué hacer durante el día, evitando así la incertidumbre.
  • Puede prevenir la obesidad, dentro de tu rutina podrías incluir la realización de una alimentación saludable e incluso ir a caminar o hacer otro ejercicio, aun cuando no lo hicieras antes, el mantenerte ocupada disminuye la necesidad de comer a cada momento del día a través de quitar el tiempo de ocio.
  • Experimentar un sentimiento de logro. Cuando logras realizar una rutina, puedes experimentar la sensación de haber cumplido una meta a corto plazo, entonces podrás sentirte motivada a continuar, además te ayudará a sobrellevar más fácil la contingencia.
  • Desarrolla de la creatividad; es posible crear algo basado en la necesidad actual; probablemente el hecho de tener una necesidad económica te permita iniciar tu propio negocio en línea o realizar una nueva actividad que te genere algun ingreso extra. Recuerda que es probable que ésta situación pueda convertirse en una forma de vida de ahora en adelante; tal vez encuentres fortalezas que jamás imaginaste tener.

¿Cómo han de ser mis rutinas?

En muchas ocasiones se habla de crear rutinas con objetivos o metas muy elevadas, recuerda que una rutina dependerá de cada persona, por lo que es importante cuestionarte a ti mismo qué es lo que deseas incluir en ella. Las rutinas son personales y dependerán de las necesidades y contexto de vida de cada individuo. En estos momentos donde podrías disponer de más tiempo puedes preguntarte, “¿Qué es lo que siempre he querido hacer y no lo hago por falta de tiempo?” Esta cuestión te ayudará a crear una estructura más acorde a tus deseos. A continuación te muestro algunos aspectos que te serán de utilidad al crear tu rutina:

Organizar los tiempos.

Es importante que acomodes los tiempos basados a una realidad; es decir, acomodar la primera actividad a una hora donde no te resulte pesado madrugar, si es que ahora duermes más tarde de lo cotidiano. Tu actividad inicial podría ser ir a caminar o bien hacer ejercicio en casa.

Ser flexibles al momento de organizar las actividades.

Ser flexibles al momento de organizar las actividades; esto implica que si una actividad no se logró en el día, tendrás otra oportunidad para intentarlo nuevamente o bien preguntarte a ti mismo el para qué de esa actividad, si está acorde a lo que necesitas o a la realidad actual.  Esta es una de las causas por las que muchas personas pierden las rutinas, ya que al no lograrlas al primer intento se desmotivan; recuerda que es un proceso y requieres tenerte paciencia, solo busca esforzarte cada día un poco mas.

Incluir también tiempos de ocio o diversión. 

En la rutina es importante incluir tiempos de descanso y diversión, eso te ayudará a sentirte más motivada a realizarlo, algunos aspectos pueden ser: ver tu programa favorito, jugar en familia, cocinar algo delicioso, disfrutar de la música, etc.

Crecimiento personal y profesional.

Podrías incluir algún libro que sea de tu interés o bien que incremente tu madurez emocional, en muchas ocasiones la lectura de un buen libro ayuda a cambiar los pensamientos negativos por positivos, creando así un mejor estado de ánimo que nos impulsa a actuar. Podrías incluir aprendizajes tecnológicos, agregar talleres o cursos en línea si es de tu agrado.

Refuérzate a ti mismo.

Al ponerte metas que están relacionadas con una rutina podrías anotar los días que vas cumpliendo y por supuesto, además de experimentar logro, premiarte a ti mismo con algo que te agrade como un postre, una linda película, etc. será algo que te motive.

Trabaja en equipo.

Incluir a otros integrantes de la familia en tu rutina, aumentará la posibilidad de lograrlo, ya que unos a otros podrán motivarse y encontrar soluciones más fructíferas ante los obstáculos e incluso podrán disfrutar de premiarse juntos. Solo recuerda adaptarla a las necesidades de cada quien.

Pensar positivo.

Recuerda pensar que puedes lograrlo, tal vez pueda ser difícil al inicio; es parte del proceso, la ganancia será mejor, date la oportunidad de intentarlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s