El acompañamiento durante un proceso de reclutamiento y selección

A lo largo de nuestra vida atravesamos por distintos procesos de reclutamiento en búsqueda de un empleo, éstos, de una u otra forma pueden ser muy diferentes entre sí, en algunos eres el elegido para ocupar la posición y, por el contrario, en otros ni la despedida te dan, quedando tu proceso de reclutamiento en una gran incógnita, en donde pasan los días y no sabes si realmente te van a “hablar” como dijeron, o simplemente ya eres parte del archivo muerto de esa empresa.

Como reclutadores y personas que al igual buscamos empleos nos toca vivir las dos caras de la moneda, y aquí es donde entra la famosa frase: “Trata a las personas como te gustaría que te trataran a ti”.

Un buen proceso de reclutamiento no se trata solo de contratar al mejor candidato, sino también lograr que las personas que pasaron por el proceso se vayan con un buen sabor de boca y sean capaces de recomendar la empresa a compañeros o amigos que se encuentran en búsqueda de empleo.

Pero… ¿Cómo poder lograr el buen acompañamiento a los candidatos?

Si bien, el trabajo de un reclutador generalmente ya es muy ocupado, ya que se encarga de la búsqueda de candidatos, las entrevistas, ofertas o estudios a realizar, entre otras cosas, se incluye en muchas ocasiones el trabajo propio del departamento de Recursos Humanos, sin embargo, siempre es importante saber cómo se está sintiendo tu candidato a lo largo del proceso de entrevistas.

Aquí algunos pasos para lograrlo:

  • Crea un buen calendario en donde al menos te reserves una hora una vez por semana o cada dos días, dependiendo de cuánto dure el proceso de entrevistas. Este horario utilízalo para enviar mensajes a tus candidatos, ya sea deseándoles un buen día, o un mensaje preguntando cómo se están sintiendo con todo el proceso. Esto no solo te ayuda a saber si el candidato se siente bien, también permite conocer si quiere terminar el proceso o si lo dejará tirado a la mitad.

 (En lo personal, yo lo hago cada vez que el candidato pasa por una entrevista, al finalizar les mando un mensaje para saber cómo se sintieron).

  • Es inevitable y es parte de tu trabajo como reclutador que un candidato te envíe correos preguntando cómo va su proceso, intenta responder lo más rápido posible, esto hará que el candidato se sienta cómodo con su proceso dando lugar a que no queden espacios para dudas. 

  • Intenta avanzar el proceso lo más rápido posible, respetando el tiempo de cada persona implicada. Toma en cuenta el tiempo del candidato, el tiempo de los entrevistadores técnicos y tu propio horario.                                                                                      
  • Se empático; en ocasiones, los candidatos pasan por situaciones por las cuales no se pueden presentar a la entrevista o tengan que retirarse antes de que ésta termine. Dale a tu candidato la confianza y hazle saber que ese inconveniente no afectará su proceso de selección, dando apertura para reagendar un tiempo y puedan continuar con la entrevista.                                                     
  • Se humilde, toma en cuenta que no estás contratando solamente a un empleado, sino a alguien que será parte de tus compañeros de trabajo; ya sea que esta persona trabaje en tu área o no, ambos serán parte de la gran familia que conforma tu empresa.                                                                                                                           
  • Si el candidato no fue seleccionado se lo puedes hacer saber por vía telefónica o por e-mail. Es importante que el mensaje que comuniques contenga las fortalezas y áreas de oportunidad que se encontraron durante el proceso, así el candidato sabrá lo que necesita mejorar para siguientes oportunidades.                                    

Si el candidato sí fue seleccionado, encárgate de que su proceso de contratación y bienvenida a la empresa sea único, que sienta que realmente es esperado y será totalmente bien recibido en lo que ahora será su segundo hogar. 


  • Siempre pide feedback a todos tus candidatos; ya sea que este haya sido seleccionado o no, es importante saber las percepciones que tienen de tu proceso de reclutamiento. Esto es de gran ayuda ya que te permite conocer tus fortalezas y áreas de mejora.

Aprender de cada uno de nuestros candidatos es lo que hace esta profesión aún más especial.

En muchas ocasiones el mundo de recursos humanos y del propio reclutamiento se torna un tanto frío, sin embargo, siempre recuerda que como profesional puedes estar en ambas situaciones y siempre un buen proceso, aunque no hayas sido el elegido, quedará marcado en tu corazón.

Como especialista del área de recursos humanos, siempre tómate un tiempo para mejorar, para crecer como persona y sentir la alegría de que un día un compañero se acerque y te diga: “¿De verdad eres de recursos humanos?… eres muy buena onda para serlo”. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s