¡PROTEGIÉNDO-ME!

Primero que nada, a las personas les gusta la libertad, y eso de decirle a los demás sobre cada paso que se da puede resultar fastidioso, sin embargo, es importante hacerlo, sobre todo las mujeres que son independientes y viven ya sea solas o compartiendo con otras mujeres un espacio, si no estás acostumbrada a que al menos una persona sepa dónde vas a estar, puede ser un buen momento para comenzar a hacerlo, de lo contrario podrían dar por hecho que estás bien y si esto no fuera así, tardarían más en comenzar poder ayudarte.

De nuevo, la libertad es un derecho de cualquier ser humano, es verdad que no eres responsable de que otro te lastime, y no es grata la palabra “provocar” ya que se le deja la responsabilidad a quien, en todo caso, decide lastimar a alguien más, desgraciadamente se está viviendo una ola de violencia tan tremenda que, cualquier medida que se tome y que lleve por objetivo el salvaguardar la vida e integridad no estará de más, la idea es no ponerse en riesgo y estar menos vulnerables a sufrir algún daño, sí… lo mejor sería vivir en una sociedad donde no se tuviera que cuidar de que alguien más lastime, sin embargo, la realidad es muy diferente, por lo tanto sería lo mejor tomar algunas precauciones y cuidarse.

Al salir de casa, asegúrate de cerrar muy bien puertas y ventanas, si sabes que llegarás noche, podrías considerar dejar prendida la luz, no la de afuera ya que será muy obvio, más bien una de adentro, así no solo te servirá al llegar, si no que pensarán que hay alguien más en casa esperándote.

Siempre que salgas hacia tu auto, sobre todo si es de noche, trata de hacerlo sin muchas cosas en la mano que pudieran estorbarte en caso de tener que utilizarlas para defenderte. También, procura llevar a la mano las llaves para evitar perder tiempo buscándolas. Una vez dentro, lo primero es poner los seguros, algunos autos lo hacen automáticamente cuando los enciendes, no esperes a eso y colócalos tan pronto te subas, en ocasiones esto es algo que no se toma en cuenta y es realmente importante ya que una vez arriba, cualquiera podría subirse en tanto estás en el carro sin avanzar; esto también puede ocurrir en los altos y semáforos.

Es importante que no te estaciones en lugares solos y oscuros, trata de hacerlo lo más cerca del lugar al que vas.

No te quedes mirando el teléfono por mucho tiempo dentro del auto, cuando estés dentro, procura seguir tu camino, no sabes quién podría estar observando mientras estás descuidada.

Siempre bájate con las llaves de tu casa en la mano y revisando a tu alrededor antes de hacerlo. Si sabes que al llegar a casa nadie te espera y que estará solo y quizá oscuro trata de hablarle o enviarle mensaje a alguien para decirle que avisarás una vez que estés dentro de casa, es importante ya que, si esto no ocurriera, esta persona trataría de comunicarse contigo y de no obtener respuesta seguramente enviaría a seguridad pública a tu casa; es más fácil que esta persona pueda hacer una llamada de emergencia y proporcionar tu dirección que tú, en caso de ser atacada.

Cambia tus rutas, es una buena manera de que las personas que podrían hacerte daño no tengan seguridad de los horarios y lugares a los que asistes de manera habitual.

Si tu medio de transporte es taxi, Uber u otro servicio privado de transporte es importante que revises que los datos coincidan, placas, chofer, auto, etc, de no ser así no dudes en cancelar el servicio, siempre será mejor prevenir que arriesgarse ante un peligro inminente, otra medida de seguridad es que acostumbres compartir con alguien tu viaje y, de preferencia que la persona encargada de conducir sepa que es así, incluso podrías asegurarte de que alguien mire y sepa con que persona te estás yendo.

Cuando vayas caminando procura hacerlo observando a tu alrededor, sin el teléfono como distractor y trata de hacerlo por calles iluminadas y transitadas. Si te piden direcciones, no te acerques al vehículo.

Si usas el transporte público trata de hacerlo en lugares donde haya más personas y esté iluminado.

Si alguien se va a encargar de llevarte a casa, pídele que se espere hasta que abras la puerta o alguien te reciba en casa, lo importante es que se asegure que hayas entrado.

Las relaciones con los vecinos también pueden servir como un factor de protección, así es, imagínate que ellos no saben nada de ti, si tampoco tienen la mínima confianza de preguntarte si todo está bien, o si entran y salen personas de tu casa, y es que no se trata de que sepan todo de tu vida o que, necesariamente, tengas que crear un vínculo estrecho con ellos pero sí, de que sepan sobre las personas que entran y salen de tu casa y que son de confianza, así, ellos podrían identificar cuando algo no anda bien y hacértelo saber o, incluso podrían considerar llamar a seguridad pública en caso de que sospechen que te encuentras en peligro, esto literalmente ha salvado vidas.

Confía en tu instinto y siempre haz absolutamente todo lo que esté en tus manos para ponerte a salvo.

No se trata de que dejes de salir y disfrutar la vida, se trata de que revises muy bien los lugares y las personas con las que estarás, disfrutar la vida es sano y cuidar de ti también.

La idea no es que vivas con miedo, más bien que aprendas a cuidar de ti y que sigas llevando tu vida de la manera más tranquila posible, sin vulnerarte.

Recuerda: ¡la salud psicológica está relacionada con la prudencia!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s