¿Cómo mostrar el amor hacia mí misma?

Cuando una mujer experimenta el amor hacia sí misma, logra transformar su alrededor y ser agente de cambio en cualquier rol que desempeñe; puede cumplir lo que se proponga aún ante las adversidades y es capaz de utilizar el dolor para su crecimiento, volviéndose una mujer que sabe que el sufrimiento y el miedo solo es una parte de la vida.

A continuación se muestran algunas sugerencias que podrían ayudarte a lograr desarrollar el amor propio:

Siente la presencia de Dios en tu corazón. Recibe su protección y amor incondicional, experimentando la sensación de ser aceptada tal y como eres sin límites. Haz oración y agradece por tu vida cada día, por un amanecer, por ser tú.

Relaciónate con personas sanas que te ayuden a crecer. Reúnete con quién te impulse y disfrute de tu desarrollo. Permítete amar y ser amada.

Aprende a recibir. Disfruta de las cosas que te regalan. Recuerda que así como hay personas que gozan al recibir, otras experimentan lo mismo al dar, ofrécete la oportunidad de disfrutar y permite que otros lo hagan a través de consentirte; muestra tu agradecimiento mediante una sonrisa y piensa que te lo mereces sólo por el hecho de existir.

Busca satisfacer tus necesidades a partir de ver hacia ti misma. Recuerda que eres la única que sabe lo que necesitas, sería maravilloso que los demás pudieran adivinarte, pero eso no es posible; comunica de manera clara qué es lo que deseas y responsabilízate en cumplir tus necesidades; eso ayudará a no sentirte enojada al no obtenerlos.

Permítete caminar por el parque sintiendo como la naturaleza te da la bienvenida. Experimenta la sensación de que este mundo maravilloso también te pertenece. Organiza tus tiempos, lo mereces.

 Utiliza lectura que le sume aspectos positivos a tu vida. Podrás descubrir aspectos en ella que aún desconocías a través de historias. Pregunta por literatura a personas confiables que sumen a tu crecimiento.

Si eres madre, disfruta de jugar con tus hijos. Detener el tiempo un poco para maravillarte de sus ocurrencias, logros y travesuras; en ocasiones sé su cómplice.

Prepara tu comida favorita. siéntate a disfrutarla. Permítete introducir a tu cuerpo alimentos saludables, recuerda que tu cuerpo es un templo sagrado que has de cuidar; mereces sentirte bien; un alimento sano nunca provocará incomodidad a tu cuerpo.

Asiste al médico para hacer tus chequeos periódicamente. La prevención es la mejor manera de cuidarte.

 Reúnete con amigas sólo para reír y hablar de ocurrencias. Este aspecto es tan importante como otras actividades que necesitas realizar de manera cotidiana, así que inclúyelas como parte de tu agenda y lucha por cumplirlas. Al llegar a casa tendrás el entusiasmo para continuar las labores que en ocasiones pueden ser tediosas.

Has una lista de metas que te gustaría lograr. Priorízalas, ponles fecha e inicia a cumplirlas eso te dará la energía para continuar diariamente con claridad a lo que has de luchar. Las metas varían según las necesidades de las personas por ejemplo: hacer ejercicio, dar 5 abrazos diarios, salir a comer en familia o comprar una casa.

Detente frente al espejo y obsérvate. Busca cuidar tu imagen, arréglate, maquíllate si así lo deseas y ponte la ropa que te ayude a sentirte hermosa.

Cuida tus pensamientos. Tú puedes decidir qué pensar y si alguno de ellos busca dominarte y no aporte algo positivo a tu vida, entonces, a detener el pensamiento; cantar tú canción favorita ayudará.

Reconoce tus emociones. Permítete estar cansada en ocasiones, toma tus 10 minutos a solas; recuerda que eres quien conoce lo que necesita.  Enojarse no es malo, las emociones nos hacen ser humanos; el decidir qué hacer con el enojo es nuestra responsabilidad. Da valor a tus emociones y utilízalas para crecer.

La decisión es tuya; eres dueña de tu propia vida, no pierdas tiempo culpando a los demás. ¡Ser feliz es una decisión!

“No tengas miedo, sólo  se trata de amarse a sí misma, entonces, podrás darte a los demás en plenitud”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s