¿Qué esperar de mi proceso psicoterapéutico?

¿QUÉ ESPERAR DE MI PROCESO PSICOTERAPÉUTICO?

Cuando una persona decide iniciar un proceso psicoterapéutico normalmente lo hace por dos razones: solucionar un conflicto que le aqueja o desarrollarse mejor como persona. Independientemente de las razones que te han llevado a comenzar esta nueva búsqueda de crecimiento, hay ciertas cosas que son deseables esperar de este proceso:

RESPETO

Es importante entender que la relación terapéutica debe estar basada en la confianza y en el respeto. El facilitador jamás puede faltar a estas dos premisas, jamás deberá usar la información que le has proporcionado para atacarte, tampoco puede dirigirse de manera peyorativa a tu persona, discriminarte por tus creencias o hacer mofa sobre tu persona. Algunos psicoterapeutas tienen el hábito de usar palabras altisonantes en sus procesos de intervención, si consideras que esto es algo que no es adecuado para ti, puedes hacérselo saber, o incluso buscar un cambio de profesional. Es importante también que percibas que se están respetando tus opiniones, que aunque el terapeuta busca guiarte en un sentido, eres tú quien está decidiendo caminar de esa manera, en otras palabras, que no te sientas manipulado o forzado a hacer algo.

ACEPTACIÓN INCONDICIONAL

Una de las cosas más importantes de tu proceso es que puedas sentir que el psicoterapeuta te acepta de manera incondicional, que no te juzga, que independientemente si has hecho las cosas bien o mal, él está ahí para acompañarte en tu camino. La aceptación plena del otro permitirá que tú también comiences a aceptar esas cosas no tan buenas que habitan en ti, porque solo aceptándolas las podrás cambiar si lo deseas. En Psicoterapia decimos que una sombra (lo malo que tenemos) desaparece solo si se le ilumina (sabemos que estamos mal), por eso el trabajo del profesional es buscar que te des cuenta, a tu manera y con tus recursos, de aquello que puedes mejorar, solo entonces decimos que ha muerto un defecto y ha nacido un área de oportunidad.

EMPATÍA

Se refiere a la capacidad del terapeuta para entenderte, para poder observar el mundo desde tu punto de vista, pero manteniendo siempre la capacidad de ser un observador imparcial, que puede retroalimentarte sobre la situación que estás viviendo. La empatía le permite al facilitador entender que las situaciones que le confías son importantes porque tú lo consideras así, él jamás deberá minimizarlas o hacerlas a un lado por considerarla una charla trivial. Un buen psicoterapeuta sabe que todas y cada una de las cosas que dices tienen un alto significado para ti y por lo tanto adquiren un gran valor terapéutico, por eso atesorará tus palabras como elementos claves que le ayuden a facilitar tu camino.

DISCRECIONALIDAD

El psicoterapeuta guardará siempre todas tus revelaciones en absoluto secreto, solo podrá revelarlas si considera que tu vida o la vida de otras personas está en peligro. Esto aplica también en el caso de las intervenciones con niños y con adolescentes. La discrecionalidad adquiere su importancia porque es la que fundamenta la confianza en tu terapeuta, debes de sentirte confiado de que la información que le confíes quedará siempre bajo su resguardo y que nadie puede tener acceso a ella.

HUMILDAD

Carl Rogers, uno de los más grandes psicoterapeutas de los últimos tiempos expresaba que cuando una persona entraba en su consultorio su primer pensamiento era: ¿qué tipo de relación puedo establecer con mi paciente, para crecer juntos? Es decir, en la humildad de tu terapeuta encontrarás la clave de tu propia sencillez, de tu capacidad para aprender lo necesario de cada una de las personas que te rodean. El psicoterapeuta se muestra humilde cuando te pregunta qué opinas de lo que él acaba decir, cuando es capaz de aceptar ante ti que se equivocó en la manera de entender algo o en disculparse si piensa que te ofendió.

BIENESTAR

Una sesión psicoterapéutica debe brindarte bienestar, al salir del consultorio deberás sentirte mejor de cómo llegaste, tal vez te sigas sintiendo triste, pero con la seguridad de que vas a desarrollar las herramientas necesarias para equilibrar tu estado de ánimo. La curación en psicoterapia se refiere a que cada vez se presentará menos ese evento que has venido a resolver y cuando esto ocurra, será con una intensidad menor, hasta que llegue el momento que no se presente más. Es decir, no se ofrecen curas mágicas, más bien se dota al paciente de las herramientas necesarias para que pueda darse cuenta de los mejores caminos para estar bien.

Dr. Jesús Mario Mancillas Peñuelas

Doctor en Psicoterapia, M.C. Desarrollo Humano, M. C. Psicoterapia, Lic. Psicología Educativa

Director del Instituto de Investigación, Capacitación y Psicoterapia S. C.

Contacto: mariomancillas@yahoo.com.mx

10 comentarios sobre “¿Qué esperar de mi proceso psicoterapéutico?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s